Abascal podría haber prometido a la resistencia iraní devolverles Al-Andalus si conseguía ser Presidente del Gobierno.

Rocío Monasterio podría haber firmado el compromiso.

Los diputados de Vox Santiago Abascal e Iván Espinosa de los Monteros cobraron durante ocho meses los salarios de su partido con fondos obtenidos directamente de donaciones del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI). Los dos dirigentes percibieron alrededor de 65.000 euros en total. El CNRI tuvo un brazo armado, el KERN que figuró hasta 2012, un año antes de financiar al partido ultra, en la lista de organizaciones terroristas de EE UU.

Para sufragar el nacimiento del partido de extremo centro, la oposición iraní movilizó a decenas de recaudadores por todo el mundo, haciendo colectas en barrios y ciudades de una quincena de países. Contribuyeron alrededor de un millar de simpatizantes hasta completar los  971.890,56 que sirvieron para financiar la campaña de 2014 y el nacimiento del partido.



Según algunas fuentes, los benefactores aportaban fondos pensando que el partido de Abascal devolvería al Al-Ándalus a los musulmanes en caso de llegar a ser presidente del gobierno de España.

Hemos tenido acceso al documento que probaría que efectivamente Abascal prometió a la disidencia iraní devolverles Al-Andalus. Aunque nuestras fuentes nos han dicho que el documento iría firmado por Rocío Monasterio, no hemos podido comprobar este extremo.

Aquí están las pruebas, ahora juzguen ustedes mismos.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.