Constitucionalistas monárquicos acusan a Pablo Iglesias y los suyos de “intento de magnicidio emerito”.

Acabar con el emérito mediante un ataque de risa.

Según hemos podido saber desde diversas fuentes, algunos grupos constitucionalistas monarquicos podrían denunciar ante la fiscalia de la Audiencia Nacional en las próximas horas al partido liderado por Pablo Iglesias por un intento de “magnicidio emérito” en la persona de Su Majestad Don Juan Carlos I.

Según se ha publicado en algunos medios y el propio partido ha confirmado Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha remitido a la Casa Real una carta dirigida a Juan Carlos I para pedirle que comparezca a petición propia en el Congreso de los Diputados, con el objetivo de que explique “su actividad institucional como jefe del Estado durante más de 38 años y como Rey emérito desde 2014″, y aclare si está implicado en casos de corrupción.

Según los de Iglesias, es su respuesta tras los dos intentos fallidos de Podemos y sus socios para crear una comisión de investigación, bloqueada en todos los casos por PSOE, PP y Ciudagramos en el Congreso sobre las supuestas “actividades irregulares” del Rey emérito reveladas por su “amiga” Cornina en unas grabaciones hechas por el ex comisario de Policía José Manuel Villarejo.

En la denuncia se pretende la imputación por un “flagrante intento de magnicidio” del emérito, ya que según los denunciantes, lo que pretende el partido de Iglesias es aprovechar el delicado estado de salud, que según algunas fuentes padece el emérito, para que el previsible ataque de risa del emérito al leer la carta agrave sus problemas de salud.

Existen casos conocidos de personas que han muerto de risa, la literatura médica recoge casos de pacientes con afecciones cardiacas que han fallecido tras sufrir un ataque de risa, así como de personas sanas a las que les ha sobrevenido una caída mortal u otro accidente a causa de las convulsiones producidas por las carcajadas. Así murió, por ejemplo, el poeta italiano Pietro Aretino (1492-1556), que se cayó del sillón mientras se reía a carcajadas, con tan mala fortuna que cayó y se desnucó.

No obstante, la mayoría de las muertes por ataques de risa se producen en las comidas.Efectivamente, una carcajada puede descoordinar la válvula que comunica el esófago -conducto que conduce al estómago- con la tráquea y hacer que parte del bolo alimenticio obstruya los conductos respiratorios.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.