Un conocido independentista y miembro de los CDR, cazado a 236 km/h porque su novia estaba sola en casa.

Un joven independentista fue detenido por los mossos el pasado lunes en Tarragona y puesto en disposición judicial tras ser “cazado” por un radar móvil de la policía autonómica a 233 km/h. La policía montó un dispositivo especial y consiguió detener el vehículo después de 30 kilómetros de una persecución que duró unos 30 minutos y que acabó con su detención.

Según hemos podido saber, el joven recibió una llamada de su noviadiciendole que iba a estar sola en casa durante toda la tarde y que por favor, llevara condones.



El joven, un conocido activista de los CDR, cogió el coche de su padre, un Mitsubishi Lancer deportivo y se dirigió a ver a su novia, que vive a unos 80 kilómetros de su domicilio. Una vez arrestado insistió a los agentes que, por favor, le dejaran ir a casa de su novia, prometiendo entregarse al día siguiente y si hacía falta, les prometía dejar de ser independentista y de acudir a los actos de los Comités de Defensa de la República.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.