Conecta su vibrador a pilas a una batería de coche, para tener más potencia, y acaba con quemaduras de tercer grado.

Una vecina de Bilbao ha acabado en urgencias esta tarde después de darle más candela a su vibrador.

Una vecina de Bilbao ha acabado en urgencias esta tarde al probar un invento casero que le ha provocado quemaduras de tercer grado en la zona genital.

El invento del demonio.

Luisa M.R. estaba en casa aburrida de las 12 velocidades de su vibrador más querido, cuando ha decidido enchufarle más voltaje para intentar darle más potencia. Para ello ha usado una batería de coche de 115 Amperios El resultado ha sido desastroso, puesto que ha multiplicado su potencia por 15. Lo que ha hecho que de tanto roce acabe con quemaduras de tercer grado.



Oímos unos jadeos que poco a poco se empezaron a tornar en gritos hasta que pasaron a ser alaridos pidiendo auxilio

Declara el vecino de abajo de Luisa

Tras llamar los vecinos a urgencias, una UVI móvil trasladó a la paciente al hospital de Basurto donde continúa ingresada con pronóstico reservado.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.