El PP exige el cese de dos bedeles, un vigilante nocturno y una fotocopiadora por el escándalo de Cifuentes.

Tras una investigación muy independiente, pero mucho mucho realizada por un organismo muy importante y también muy independiente por encargo del Partido Popular sobre el caso del acoso a Cristina Cifuentes por parte de unos periodistas perroflautas, se ha llegado a la conclusión de que se trata de una trama de acoso y derribo contra la mejor presidenta que ha tenido la Comunidad de Madrid (con el permiso de la gran Esperanza Aguirre).

Según este organismo tan independiente, se ha llegado a la conclusión de que están implicados, aun que aun no se sabe en que grado, varios trabajadores de la Universidad Rey Juan Carlos, entre ellos dos bedeles, uno votante de Podemos y el otro residente en Vallecas, el barrio de Pablo Iglesias.

El vigilante nocturno, por su parte, tiene una foto en su taquilla con Manuela Carmena y la fotocopiadora es la misma que se encontraba en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid cuando Errejón e Iglesias estudiaban su carrera.

Ante tal cúmulo de pruebas el Partido Popular podría pedir a la Universidad que se tomen medidas disciplinarias contra los culpables.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados