Pedro Sánchez pone una ikastola en la guardería del Congreso en pago a los nacionalistas del PNV.

Una nueva ikastola ha abierto sus puertas, pero curiosamente lo ha hecho en Madrid, concretamente en la guardería del Congreso, donde los niños que lo deseen podrán aprender euskera e incluso usarla como lengua vehicular. Se trataría de parte del pago a los diputados del Partido Nacionalista Vasco por el apoyo a Sánchez en su moción de censura que envió a Rajoy de vuelta a su registro de la propiedad de Santa Pola.

Entre otras medidas, Pedro  Sánchez, según rumores que circulan por los pasillos del Congreso, habría dado al PNV el acercamiento de los presos vascos, más competencias en justicia y política penitenciaria, un jamón de pata negra de la marca Joselito a cada diputado, el telediario de TVE de la noche en euskera y su clave personal del Netflix y del Youporn.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados