La rojería se revela contra la valiente petición de VOX de pedir los datos de los activistas LGTBI imparten talleres en los colegios de Madrid.

Hay que volver a los valores tradicionales, como rezar el padre nuestro al entrar a clase, y dejarse de adoctrinar a los niños con el LGTBIcismo.

Después que la señora Monasterio haya pedido este jueves al Consejo de Gobierno información de colegios donde se hayan realizado talleres sobre el colectivo LGTBI, la rojería ha estallado en bloque en Twitter usando el HT #ApuntaMiNombreVOX

Dil Ipis dii, dil Ipis dii… Ñiñiñiñi
Pidirisitis, pidirisitis, ñiñiñiñiñi
Mijir i midri… Ñiñiñiñiñi

No vimos quejarse a todos los que están usando el Hashtag cuando se suprimió el cantar el padre nuestro al entrar en las aulas, o cuando los niños ya no se ponen en pie cuando entra el director del colegio a clase, cuando ya no se obliga a los niños a ir a misa los miércoles en horas lectivas e incluso cuando se acusa falsamente a tanto servidor de dios de “temas menores con menores”. Ya no se quejan por eso. Ya no se quejan cuando a los niños no se les lleva a hacer la comunión, ni se les deja a cargo de un cura para que los haga unos monaguillos rectos, en cambio, se quejan cuando se pide que se deje de hablar a los niños sobre el mundo elegetebei. Porque todo el mundo sabe que los talleres esos son para adoctrinar a los niños, no son para educarles en una igualdad o para exponerles que en el mundo hay personas que ven la sexualidad de forma diferente y que la respeten, para prevenir el bullying y para educarles en la tolerancia, no. Es para adoctrinarles. No como cuando en nuestras aulas de impartía religión si o si, que como país católico, debería volver a ser algo obligatorio en nuestros tiempos. No queremos niños adoctrinados en las aulas por lobbis, y además queremos que la religión vuelva a ser obligatoria si o si, porque al fin y al cabo hay que rescatar los valores tradicionales y dejarnos de modernidades que solo nos llevan al infierno.

Ñiñiñiñiñi
Cunetas, los progres siempre con lo mismo.
Los curas del Opus son bien. No adoctrinan.
Pidiristii… Ñiñiñiñiñi

El portavoz del grupo ha aclarado que se piden los datos de los que imparten clases, charlas o talleres para evitar chiringuitos y que se lucren con los poco que les puedan dar por las charlas, en el caso que se llegue a pagar por ellas. No para amedrentarles e intentar que dejen de hacerlo. De hecho al cierre de esta editorial parece ser que incluso los hay que dan las charlas gratis. Que locura, hacer cosas gratis en estos tiempos.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

2 thoughts on “La rojería se revela contra la valiente petición de VOX de pedir los datos de los activistas LGTBI imparten talleres en los colegios de Madrid.

  1. La rojeria… llamense usteder la verduleria que vaya mierda de investigación que haceis… en periodismo te enseñan que primero investigar y luego escribir….

  2. Todos los talleres que se dan desde COGAM con gratuitos, los relizan voluntarios que buscan huecos entre su vida laboral y estudiantil para poder ir a impartir esos talleres, que no son más que un charla y juegos didácticos para que aprendan lo que es estar solo o ser el único diferente. Las caras de agradecimiento de los alumnos son nuestro sueldo activista, el de vivir lo ganamos trabajando en diferentes empresas, nunca recibimos ni un euro de COGAM

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.