Se hace el muerto para no tener que pagar la pensión a sus hijos


Un Guardia de la Reina Isabel de Inglaterra aprovechó la presencia de las cámaras de televisión para hacer creer a todo el mundo que había caído muerto y así no pagar la pensión a sus hijos.

Así sucedió durante una de las últimas revistas a la Guardia de la Reina realizada en el palacio de Buckingham, en la que el guardia George Brown simuló un desvanecimiento con la idea de que todo el mundo pudiese ver su fingido fallecimiento y así no tener que pagar la pensión a sus 5 hijos.

Guardia de Buckingham Palace caído

El Guardia permaneció tendido durante los más de 54 minutos que duró el acto con lo cual los periodistas que comentaban el acontecimiento no dejaron de anunciar que aquel hombre parecía haber muerto.

La rigidez del protocolo británico en cuanto a actos en los que participa la familia real es tal que no pudo entrar ningún servicio de emergencia para atender al soldado caído con lo que en hasta el final de la conexión pudo verse el cuerpo tendido sin que se observase movimiento alguno de este guardia.

Posteriormente el avispado guardia, una vez las cámaras dejaron de emitir, y acudieron los servicios médicos se levantó como si cualquier cosa y dejó de acudir a su puesto de trabajo.

Al tener su familia en Nueva Zelanda, éste dejó de tener contacto con ellos con la intención de que estos siguiesen creyendo que había fallecido aquel fatídico día de verano bajo un sol de justicia y 35 ºC en Londres.

Actualmente se encuentra en paradero desconocido y, tal y como han confirmado las autoridades británicas, su familia sigue llamando a los servicios de seguridad de Buckingham preguntando acerca de cuándo podrán repatriar el cuerpo a Aucklan, su ciudad natal.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment