Un Valenciano denuncia “al Diablo” a la OMIC porque le vendió su alma y no cumplió su parte del trato.

Un ciudadano ha presentado una denuncia ante la Oficina Municipal de Consumo de Valencia en la que denuncia que hace un mes aproximadamente “vendió su alma y al Diablo y este no ha cumplido su parte”.

Según su relato y así consta en la denuncia, se encontraba en los baños de un local llamado Nuncadigono, situado en la calle Turia en Valencia cuando un señor que dijo llamarse Lucifer se ofreció en los baños a cumplir sus deseos a cambio de venderle su alma y practicar sexo con él.



El denunciante reclama que tras un mes y varias sesiones con Lucifer, sus deseos no solo no se han cumplido, sino que hace ya más hace una semana que ni le llama ni le contesta las llamadas y que le ha bloqueado en el WhatsApp.


Publicaciones Relacionadas


Temas Relacionados

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.